Un espacio para pensar desde diferentes enfoques nuestra personalidad

Carl Rogers

Mira el siguiente video:

Para participaciones:

1. ¿Cómo puedes relacionar la teoría de Carl Rogers con los principios de la psicología humanista revisados en clase?

2. ¿Qué diferencias observas entre Abraham Maslow y Carl Rogers respecto al planteamiento de salud?

3. ¿Cómo podrías llevar las tres actitudes básicas del terapeuta al campo de la pedagogía? (** Me interesa mucho que la contesten).

Posted by on Octubre 31, 2009 at 11:17 am | Comments & Trackbacks (11)




11 Responses to “Carl Rogers”

  1.   maria10u Says:

    La teoría de Rogers se relaciona con los principios de la psicología humanística de la siguiente forma:

    1. El hombre debe ser entendido desde su propio sujeto. Por consiguiente, es más que la suma de sus partes. Es un todo.

    2. La persona humana se relaciona con los demás. Desde la infancia, el ser humano presenta la necesidad de la consideración positiva de los demás, que se refiere a sentirse amado y aceptado.

    3. La persona depende por completo de la forma en la que percibe el mundo y de sus experiencias. Por ende, es consciente de lo que ocurre. Rogers plantea el campo fenoménico que se forma a partir de las experiencias.

    4. La persona humana con funcionamiento completo presenta la apertura a la experiencia y, por lo tanto, la libertad de experiencia. El ser humano elige y decide.

    5. La persona vive orientada a una meta. Busca mantenerse, realizarse y mejorar. Se encamina hacia la autorrealización.

  2.   Liviere Senties Says:

    La teoría de Rogers la podemos relacionar con los principios de psicología humanista:

    1-El ser humano es más que la suma de sus partes y Rogers dice que la percepción del individuo es más importante que la realidad en sí y el mejor punto de vista para tender a un individuo es el del propio sujeto.
    2-Rogers plantea que la estructura del yo o el concepto de quien soy se forma en particular de la interacción que se tiene con otros.
    3-El hombre vive de forma consciente y Rogers lo plantea en el campo fenoménico ya que es aquello de lo que me estoy dando cuenta. Mi yo se forma de las cosas que percibo.
    4-El ser humano puede elegir y decidir, Rogers nos dice cada quien elige crecer, además no todos harán exactamente las mismas cosas para llegar realizarse o mejorarse así mismo. Por ejemplo, una persona podría elegir involucrarse en la vida familiar y la educación de los hijos, y otra persona podría estar muy interesada en desarrollarse profesionalmente, sin importarle la familia.
    5-Rogers pensaba que cada persona construye su personalidad a partir de ciertos objetivos, y el objetivo más alto es autorrealizarse.

  3.   Paloma Ortiz Escudero Says:

    Creo que las actitudes del terapeuta que presenta Rogers para que se de un cambio constructivo y positivo en la personalidad del cliente son las mismas que debemos asumir como pedagogos:
    1) empatía: ponernos en los zapatos del otro.
    2) aceptación: no hacer juicios.
    3) autenticidad: congruencia.
    Como educadores, debemos cuidar la imagen que damos a los demás, pues los seres humanos buscamos a una persona que predique con el ejemplo, por eso es muy importante que seamos personas congruentes, que no hagamos juicios sobre la persona que nos visita, la objetividad es clave, además hay que tratar de ponernos en los zapatos del otro y ser empáticos para poder comprender su situación y ayudarlo de la mejor manera que podamos. Creo que las 3 actitudes van muy ligadas y debemos asumirlas para poder poner en práctica un proceso educativo que nos lleve a los fines deseados.

  4.   Mariela Cañete Alavez Says:

    Las 3 actitudes básicas que propone el enfoque centrado en la persona son: la empatía, congruencia y aceptación positiva. Son las actitudes que debe poner en práctica el terapeuta y creo que la manera de llevarlas al campo de la Pedagogía es:
    *Empatía- pienso que si somos capaces de poder experimentar cómo se sienten nuestros educandos, cómo experimentan su mundo interior y conocer con qué perspectiva están viendo y viviendo su realidad; nuestro educandos nos tendrán más confianza porque notarán que podemos ver las situaciones desde dónde ellos las ven, esto ayuda a crear un ambiente más “relajado” , además de que si somos capaces de lo mencionado anteriormente podremos descubrir con mayor facilidad las áreas de posibilidad para mejorar.
    *Congruencia-significa ser los mismos, pienso que la práctica de ésta actitud contribuirá a evitar confusiones en nuestros educandos, debemos presentarnos cómo lo que somos y mantenernos en ello.
    *Aceptación positiva-aceptar a la persona tal cuál es, de esta manera si nuestro educando ve que lo aceptamos como es, también nos aceptará como lo que somos y también a los demás.
    Si practicamos todas estas actitudes invitamos a los educandos a conocerse a sí mismos y a pensar en los demás.

  5.   Andrea Diego Armida Says:

    Con este video me gustaría hacer un símil de un padre, de un terapeuta, de un pedagogo y de Dios en un mismo caso.

    http://www.youtube.com/watch?v=PbqFrY2xgGA

    a. Aprecio Positivo Incondicional No hay nada peor que fingir.
    Este padre es incondicional para su hijo de manera autentica. No finge creer en él sino que lo impulsa a ser. Le presta sus pies, sus manos, su fuerza porque aprecia de manera real la vida de su hijo y subsidia sus incapacidades.

    b. Congruencia Darse cuenta de los sentimientos con la posibilidad de vivirlos y comunicarlos, ser congruente implica ser real.
    Lleva a la realidad sus sentimientos hacia su hijo los vive tan a fondo que logra en él un Iron Man.

    c. Empatía Implica sentir el modo privado del otro como si fuera el propio. Un terapeuta debe ser empático porque está en correlación con la exploración y el desarrollo del proceso.
    Evidentemente conoce a su hijo y se vive en sus zapatos para lograr lo que logran.

    Realmente creo así es la relación padre-hijo, terapeuta-paciente, pedagogo-educando y creador-creado. Es un impulso real y autentico al otro prestando aquello que le falta pero no haciendo por el nada. Es llevarlo a la meta implicando todas sus capacidades y subsidiando lo que le falta: con empatía, autenticidad en las emociones y un apoyo incondicional en la debilidad.

Leave a Reply